octubre 11, 2018

CUANDO NUESTRO DIRECTOR NO HABLA DE FUTSAL

Boca 1980
  A Pablo Wildau también se le da por escribir otras cosas, más allá de lo que sucede en nuestra actividad. Y como es el director, no nos queda alternativa que publicárselas...

 Nuestro director es impredecible. Fana de la década del 80, ahora se le dio por hacer un relevamiento de cada paso de Boca Júniors en esa década. Y, según parece, también irá haciendo lo mismo con River, alternando a ambos equipos en sucesivas publicaciones. Por lo que se ve, pretende que cada publicación en este blog, represente un mes, y así iría completando los diez años. ¡Qué laburito! Sabido es que la década del 80 arranca oficialmente en el 81 y termina en el 90, pero, testarudo como es, se empacó con que para él la cosa va desde 1980 hasta 1989. En fin, no habiendo más que agregar, ¿a ver de qué se trata todo esto?


Un repaso de 1979

Rattín
Después de un exitoso 1978, año en el cual conquistó por segunda vez consecutiva la Copa Libertadores, Boca no logró repetir ni en el torneo continental -fue eliminado por Olimpia de Paraguay en semifinales- ni en el campeonato local: en el Metro, escoltó al campeón, Quilmes, y en el Nacional -que ganó River-, abocado a la Copa, ni siquiera clasificó en su grupo.
Cerca de la finalización del año, Juan Carlos Lorenzo anunció su alejamiento luego de un exitoso período en la dirección técnica. El Toto, argumentando que su ciclo estaba cumplido, se marchó en los mejores términos y antes de cerrar el año, firmó para Racing, en uno de los pases más resonantes del ambiente futbolero. Para suplantarlo, la dirigencia contrató a Ubaldo Rattín, que con 42 años, comenzaba a desandar su camino de entrenador.

Enero de 1980

*El flamante DT confiesa que no esperaba el llamado, ya que tampoco vislumbraba que se fuera su antecesor. Ex jugador de Boca de principio a fin de su carrera, declara públicamente su confianza en la nueva etapa. Rattín había comenzado a dirigir en Estudiantes de Río Cuarto, Córdoba, en 1976; continuó en Gimnasia La Plata (1977) y cuatro meses de 1979 en Universidad Católica de Quito. En el ‘78, no había querido dirigir-afirmaba- pese a haber recibido ofertas.
Pernía

*Comienzan a barajarse apellidos para reforzar a Boca, cuya base poco había cambiado: Sergio Fortunato (Estudiantes), Miguel Ángel Juárez (Platense), Rubén Rojas (Ferro), Humberto Bravo (Talleres de Córdoba), Mario Finarolli (Argentinos) y Roberto «Ropero» Díaz (Racing), en posible trueque por Mastrángelo. Pero ninguno de estos jugadores, sería xeneize.
*Más especulaciones: a Independiente le interesa el «Colorado» Suárez, al Deportivo Cali de Colombia, Hugo Gatti, y a Racing, José Luis Tesare. El tiempo dirá...
*Se confirma el regreso de algunos boquenses de renombre: Osvaldo Potente, sin presencias en el elenco xeneize en el semestre anterior, Jorge Ribolzi, que había andado por La Coruña de España y Belgrano de Córdoba, y Alfredo Latanú, quien entre otros equipos, había actuado en Racing, San Lorenzo y Estudiantes, habiendo surgido en las inferiores de Boca. En cambio, se aleja Vicente Squeo al Jalisco de México.
* No son épocas florecientes en lo económico. Por eso, el dinero para incorporaciones es escaso y para colmo, los propios cracks del plantel, están en situación de alerta, ante la dilatación de las negociaciones por la renovación de sus contratos: en la Argentina la inflación es alta y las figuras se resisten a continuar firmando por el famoso 15 por ciento que estipula la vieja ley.
Potente

* El 8 de enero, la delegación arriba al Hotel Provincial de Turismo, en Sierra de la Ventana. Es el lugar escogido para la pretemporada. El conflicto se agudiza. Pernía es uno de los más duros: advierte que si no le dan un 40 por ciento de aumento, deja el fútbol. También Zanabria (codiciado por Unión), Suñé y Sa tienen problemas. Gatti, es un caso aparte: afirma que quiere quedarse pero se muestra muy interesado por la propuesta de Cali. Su esposa, Nacha, comenta el arquero, ya dio su aprobación. Talleres de Córdoba también realiza sondeos. Y el Loco, tampoco aquí cierra las puertas.

* Con la delegación no ha viajado Carlos Damián Randazzo. El joven centrodelantero, de fulgurante aparición un par de temporadas atrás, está afectado a la selección preolímpica, que se prepara para competir por el pasaporte a los JJOO de 1984, en la Unión Soviética.
* El 17 de enero arranca para Boca el torneo de Mar del Plata. En esta ocasión, intervienen, además, River, Independiente, Racing y la Selección de Hungría. El debut es con un empate (1-1) ante los húngaros. Bordón, el autor del gol. Varias figuras no juegan, se dice, por lesión: ausentes Pernía, Benítez, Suñé, Mastrángelo, Perotti, Rattín acude al recambio, por ejemplo, de José María Suárez -se descarta su pase a Independiente- Sergio Apolo Robles, Armando Husillos,  Armando Capurro y Carlos Salguero, a quien pretenden Unión y -se comenta- el Panathinaikos de Grecia. En el la segunda etapa, se produce el regreso de Potente y Letanú con la casaca azul y oro. 
* El 21 de enero pierde 3-0 ante Independiente. La falsa actuación contrasta con el buen nivel de un rival conformado por consagrados como Bochini, Larrosa, Alzamendi, Barberón, y que con Pepe Santoro como entrenador, acaba de contratar a Jorge Olguín. En Boca jugó casi el mismo equipo del debut. Gatti incluido, pese a la insistencia de los colombianos. Ribolzi, ingresó en el complemento.
Ribolzi

* El conflicto por Pernía se podría destrabar si es transferido al Racing del Toto. Vuelve a mencionarse que el «Ropero» Díaz iría a Boca como parte de la operación. Pero el aguerrido lateral derecho se quedará en La Ribera.
* El inicio del Metropolitano está a la vuelta de la esquina. El team xeneize iniciará su recorrido oficial el 10 de febrero, en Santa Fe, contra Unión.

Continuará...

Fotos: www.historiadeboca.com.ar 

No hay comentarios: