noviembre 29, 2016

DALE PARA ADELANTE CHINO, TODOS ESTAMOS CON VOS


Un cronista de La Voz del Futsal lo encontró en la calle. Hubo contacto visual y unos segundos más tarde, ambos estaban charlando bajo el sol del atardecer porteño.
“¿Cómo andás Chino?”, quiso saber el periodista. No hacía falta aclarar nada. La noticia había circulado rápidamente y en el ambiente de la actividad, como en toda gran familia, ya eran muchos los que estaban al tanto de que el ex técnico de Yupanqui en 2015, estaba librando una dura batalla. Pero el Chino estaba contento esa tarde. "Mirá, justamente vengo del Fleni. Después de las primeras seis sesiones de quimio los médicos me dijeron que se achicó".
Su sonrisa de dientes blancos contrastando en el moreno rostro, irradiaba optimismo. Si hasta parecía aquel Daniel Osvaldo Correa que, siempre de excelente humor, pisaba las canchas de futsal desde hace casi 20 años. Ya sea en su época de jugador (actuó en San Lorenzo, Chicago y Yupanqui) como en el período en el que se dedicó a la dirección técnica (trabajó en Lamadrid, Parque, Riestra, Sportivo Barracas y Yupanqui, entre otros clubes).
Le pedimos permiso para contar su historia y no tuvo objeciones. Todo lo contrario. "Sí, ponelo.... Hace seis meses me detectaron cáncer en la zona biliar", se largó a contar. "También salió que se había ramificado a los pulmones y como no era operable, comencé el tratamiento. No es fácil la quimio, pero acá estoy. El médico me dijo que dentro de todo, la agarramos bastante a tiempo. Ahora esto sigue, pero por lo menos, los estudios dieron que el tumor está más chico".
El Chino contó que nunca se alejó del fútbol: "Estoy trabajando en Pedro Lozano. Incluso lo hice durante el tratamiento. A veces no podía ir y siempre me bancaron, le estoy muy agradecido al club por todo lo que están haciendo por mí". Correa está perfectamente al tanto de las novedades del futsal: "Me enteré que se arma la Primera D y tengo muchas ganas de que podamos ingresar. Vamos a ver si se da, sería muy lindo".
Entretanto, el Chino -que el 1º de septiembre cumplió 48 años- sabe que tiene que seguir dando batalla. Pero se lo nota fuerte y confiado. Ahora, con esta noticia, más que nunca. Afirma que es creyente y se emociona cuando el cronista le cuenta que seguirá presente en sus oraciones. Enseguida, se despide, sube al auto que él mismo conduce y se aleja. Mientras lo hace, el periodista repite para sus adentros lo que minutos antes, le había dicho personalmente: "Dale para adelante Chino, todos estamos con vos..."  

4 comentarios:

Unknown dijo...

Una exelente persona!!! Vamos chino que en esta batalla no estás solo.

Unknown dijo...

Una exelente persona!!! Vamos chino que en esta batalla no estás solo.

susana p m correa dijo...

Un genio en las canchas! Un Gladiador en la vida!

JUANA DEL ARCO dijo...

Fuerza querido compañero!!!!