marzo 06, 2017

BARRACAS SE CONSAGRÓ CAMPEÓN EN UN AUSPICIOSO ESTRENO DE LA SUPERCOPA

Y terminó la primera Supercopa de la historia del futsal. Barracas, se llevó el premio mayor al derrotar a Kimberley por penales, tras igualar 1-1 en tiempo reglamentario. Sin embargo, detrás del último partido del domingo, hubo un completo evento que arrancó el jueves e incluyó cotejos y espectáculos para todos los gustos.
En relación al domingo, la jornada volvió a arrancar temprano. Pasado el mediodía, las octavas divisiones de Kimberley y River brindaron un espectáculo digno de dos equipos de fuste. Los papás y el público en general, se regodearon con la actuación de los más chiquitos. El empate en uno, dictaminó que -como mucho más tarde, en el cierre de la noche- hubiera penales. Kimberley fue más efectivo y se consagró ganador del cuadrangular, si bien, el resultado, no fue lo más importante, sino el futsal que desplegaron y el clima de amistad que reinó entre ambos planteles, coronado con la foto conjunta al culminar la definición.

A continuación, la final del femenino, volvió a colmar las expectativas. Racing y Comunicaciones llegaban de imponerse en excelentes semifinales, a San Lorenzo y Sportivo Barracas respectivamente. Y en el choque más esperado, ratificaron su poderío dejando una agradable impresión no sólo para los seguidores del torneo femenino, sino para quienes contemplaban por primera vez un choque entre las mujeres. Racing venció por 4-2 (en el primer tiempo no abrieron el marcador), aunque aquí también, lo que quedó en las retinas fue el modo en que se prodigaron ambos equipos por el espectáculo.
El show de la sexta falta que tuvo lugar después, arrojó ganadores en ambos géneros. En femenino, Comu se dio el gusto de saborear el triunfo, más allá de que el concurso era individual y su artillera Natalia Gatti, se llevó todos los laureles al ser más eficaz que Daiana Leguizamón (Sportivo Barracas) y Giselle Massielo (Bomberos).

Los varones tuvieron como gran ganador a Mariano Agnes. El ex Estrella de Boedo, flamante refuerzo de Huracán, venció a Luciano Amodeo (Alvear), Maximiliano Borruto (Villa La Ñata) y Franco Macarrone (Almafuerte).
Por último, pasadas las 6 de la tarde, saltaron a la cancha Barracas y Kimberley para ponerle la frutilla al postre supercopero. En un trámite muy cerrado, hubo un gol sobre el epílogo de cada tiempo. En primer lugar, el uruguayo Salgués tuvo su debut (tanto en la cancha como en la red) en Kimberley.  En el complemento Barracas apostó fuerte por el empate, cosa que llegaría a seis segundos de la chicharra. Poco antes, el elenco de Baiza había salido ileso de dos minutos de inferioridad numérica por expulsión de Tavella. Ya cerca de la pitada final los barraqueños trataron de encerrar a su rival con Werner en la posición de arquero. Y se les dio merced al oportunismo de Claudino, que mandó la pelota a dormir a la red cuando Kimberley se relamía...

En los penales, el arquero Mariano se transformó en figura, tapándole el remate a Basile. Esa atajada sería clave. Luego, todas las ejecuciones fueron gol y Barracas se alzó con el título. Además, Pucheta fue elegido mejor jugador del campeonato y Claudino salió goleador con cuatro conquistas. Por el lado de Kimberley, Lucas Farach obtuvo el premio al mejor arquero.
Como conclusión, vale destacar el estreno de un atractivo evento y la firme intención de que se repita año tras año, mientras el terreno va quedando listo para que en pocos días nada más, empiece a rodar la pelota para la totalidad de los equipos.