marzo 21, 2017

"OJALÁ NORIEGA SE QUEDE EN RACING POR MUCHOS AÑOS"

 Con un punto en las dos primeras fechas, arrancó Racing. En el debut, cayó como local ante La Ñata; luego, empató como visitante de 17 de Agosto. «Los dos partidos fueron muy parejos, contra La Ñata no merecimos perder, y con Agosto, en la última jugada nos perdimos el gol del triunfo dos veces. Al equipo lo veo muy bien, es un gran grupo», comenta Roberto Herrero, uno de los máximos dirigentes del futsal racinguista. El equipo, buscará levantar la puntería con relación a lo acontecido en las últimas temporadas. «A la campaña del 2016 la divido en dos -analiza Herrero-. En la primera mitad del año no nos salieron las cosas como habíamos imaginado y en el segundo semestre, cuando ya teníamos la soga al cuello, apareció el fuego interno que nos caracteriza. Eso fue lo que nos permitio mantener la categoría».
Con los primeros días del nuevo año, se produjo el arribo de un técnico desconocido hasta el momento (por no haber actuado nunca para Racing) en el futsal académico: Nicolás Noriega. «Es un profesional excelente, es muy claro en sus conceptos, tiene muy buen manejo del grupo, no deja ningún detalle librado al azar y speremos que pueda plasmar en resultados todo el laburo que vienen haciendo junto con su cuerpo técnico», opina Herrero, quien por otra parte, confiesa que no realizaron todas las incorporaciones deseadas: «La realidad es que este mercado de pases fue muy raro, se manejaron cifras muy elevadas en lo que refiere a préstamos entre clubes y becas a jugadores. Ese fue el motivo por el cual no pudimos traer todos los refuerzos que Nico nos sugirió».
Volviendo a los motivos de la elección de Noriega, señala: «Nos gustaba mucho su perfil, es un técnico joven, conoce mucho el ambiente, en Hebraica hizo un gran trabajo y ojalá se quede con nosotros por muchos años para seguir creciendo». El dirigente se mostró conforme con el dinero que su institución le destina a la actividad: «El presupuesto aumentó como lo viene haciendo en estos ultimos años, no nos podemos quejar».
Sobre el nuevo sistema de disputa -sin promedios y con playout- sostiene: «Me parece bueno, es un cambio grande, todos arrancamos de cero y nadie se puede relajar. Los playout son impredecibles, tuviste una mala noche y te quedás sin nada por más que hayas hecho un gran año».
Por último, concluye: «Nuestro objetivo en principio es terminar lo más arriba posible para evitar los playout; hay algunos equipos que, desde los nombres, son los candidatos, pero esto es futsal y puede pasar cualquier cosa».