mayo 27, 2012

GRACIAS A ESTE PIBE, VOLVIÓ A GANAR ARGENTINOS


 Se llama Noé Pérez Leiva y fue el autor de los dos goles, con que el Bichito venció a Municipalidad de Almirante Brown por 2 a 0. Su caso es atípico: siendo su primer año en futsal, ya que antes sólo había jugado en cancha de once en equipos de barrio, ya ha logrado destacarse con creces en este torneo. Con 11 conquistas, es el máximo goleador de su equipo y uno de los que pelea bien arriba en la tabla de anotadores de la Zona A. Si se lo lleva de a poco y consigue pulir algunas cosas -algo bastante probable, ya que es muy joven- sin lugar a dudas, pronto dará mucho que hablar.
 Con respecto al partido, el local hizo un gol en cada tiempo, pero le costó una enormidad imponerse a un duro rival. Lograda la temprana apertura del marcador, el esfuerzo que debió realizar el elenco de Coronel para mantener el 1-0 fue muy grande. Si bien la Muni de Brown no atacó en forma insistente, dado que nunca dejó de tomar severos recaudos defensivos, cada vez que le tocó presionar, llevó a cabo esa tarea con peligro. Mientras, Argentinos tampoco renunció al juego ofensivo, aunque se topó con una sólida defensa.
Así las cosas, el partido no se abrió hasta bien entrado el segundo tiempo. De a poco, el conjunto de Almeyda, comenzó a tomar la iniciativa con mayor decisión, produciendo algunas situaciones de riesgo bien conjuradas por Mitelli. Pero al comprobar que el gol no llegaba, recién en el tramo final del encuentro se lanzó con todo al ataque. Jugándosela a todo o nada, Atilio Geuna entró como arquero. Y así como a veces este recurso premia al que lo pone en práctica, en esta oportunidad resultó todo lo cotrario, y la balanza terminó para inclinarse hacia el local, cuando Pérez Leiva capturó una pelota en su área y desde esa lejana posición, su puntería no falló: con la valla desguarnecida, la figura del partido marcó el 2-0 a escasos segundos de la chicharra.

 SALDOS Y RETAZOS
TE ACORDÁS, HERMANO.
Gastón Dopico y Atilio Geuna. Dos de los pocos sobrevivientes de los viejos torneos de Segunda División, allá por la década del 90. Ambos recordaban que se habían enfrentado por primera vez en 1999, jugando para Defensores de Belgrano y Argentino de Quilmes. Aquella noche, Dopico metió un gol antológico, gambeteándose a todo el equipo rival en la antigua cancha de 17 de Agosto. Trece años más tarde volvieron a encontrarse, y fue el mismo Dopico el que tranquilizó a Geuna, que se quería "comer" a un adversario irrespetuoso, que osó tirarle un caño cuando el 2-0 ya estaba clavado y el partido se terminaba. Finalmente, la calentura pasó y la noche culminó en paz, e iluminada por la amplia sonrisa con la que ambos posaron para la foto.

PRESENCIAS ILUSTRES.
Algunos de los que pasaron a curiosear por La Paternal: Hernán Basile (técnico de Platense), Polilla Albertini (jugador de Kimberley) y Ariel "Quemero" Mauro y Alejandro Dupuy (miembro del cuerpo técnico y jugador respectivamente de Franja de Oro).